La duda y el miedo: ¿qué es la endodoncia?

El odontólogo nos dice que en determinada pieza dental es necesario matar el nervio,  lo que técnica y científicamente se conoce como tratamiento de endodoncia.

La endodoncia es la parte de la odontología que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los dientes que afectan a la pulpa dental, y a los tejidos que la rodean, incluyendo el tratamiento del interior de las raíces (llamado conducto radicular).

El nombre de esta especialidad odontológica procede de las palabras griegas “endo” (dentro), “donto” (diente) y “cia” (en referencia a).

Las piezas dentales están formadas por tres capas: el esmalte que es la más externa, la dentina y la interna que es la pulpa dental. Dentina y pulpa son estructuras íntimamente integradas. Cualquier reacción que afecte la dentina, afectará a la pulpa y viceversa. Esto explica, la razón por la que algunas caries, que afectan esmalte y dentina, sin llegar hasta la pulpa, también producen dolor. La pulpa está formada por células, entre ellas, algunas especializadas en los procesos de reparación de la dentina; fibras, vasos sanguíneos y filetes nerviosos, que son los causantes del dolor.

Partes del diente

También habría que destacar otra estructura muy importante que es el periodonto ( tejidos que rodean al diente): encía, ligamento periodontal y hueso alveolar. Cuando la caries ataca, lo primero que se daña es el esmalte, poco a poco, afectando a la dentina y finalmente a la pulpa.

En este momento el nervio se inflama y si esto persiste con el tiempo, éste puede perder la vitalidad e infectarse. Cuando está infectado, algunas veces no duele, pero ya la infección sale por la punta de la raíz, afectando al periodonto y ocasionando un flemón (absceso).

La caries es la causa más frecuente de inflamación pulpar y donde está indicado el tratamiento de endodoncia.

Otras causas donde está indicada la endodoncia:
- Traumatismos: como consecuencia de un traumatismo ( golpe), el nervio se puede ver afectado.
- Lesiones periodontales: muchas veces hay afecciones del periodonto (encía y hueso alveolar) que comprometen a la pulpa. En estos casos es necesario tratamiento de las encías conjuntamente con endodoncia.
- Procesos periapicales: muchas veces se descubren, prácticamente por casualidad con una radiografía, imágenes alrededor de la raíz del diente, que pueden ser quistes en el maxilar, por ejemplo, donde es necesario realizar este tratamiento.

La endodoncia también tiene sus contraindicaciones. No siempre es posible. Por ejemplo, en el caso que la pieza dentaria esté muy destruida, la caries haya avanzado hasta dividir las raíces o cuando el diente se haya fracturado verticalmente.

La técnica consiste en :
1. Apertura: se refiere a la limpieza de la caries y el acceso hasta la pulpa.
2. Limpieza y desinfección de los conductos radiculares (ya que la pulpa se encuentra dentro de un canal o conducto en la raíces. De ahí el nombre de tratamiento de conductos. Esto se realiza con limas especiales y soluciones irrigadoras.
3. Conformación de dichos conductos: con las mismas limas se le da forma adecuada para luego pasar a la última etapa
4. Sellado de los conductos: con pastas o cementos especiales y conos de gutapercha, que son de material semejante a una goma.

Bookmark and Share

Los comentarios están cerrados.